¿Qué hay del nuevo etiquetado de alimentos?


Sin duda, ha generado mucha controversia la nueva legislación sobre el etiquetado de alimentos. Se trata de una nueva reglamentación, la NOM- 051. ¿De qué consta? En la etiqueta de cada producto vendrán cinco sellos, los cuales señalarán claramente si el producto tiene exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas. Además se informará si el producto incluye endulcolorantes o cafeína. Esta nueva medida entrará en vigor el 1 de octubre de 2020.


Esta noticia ha desatado una guerra en redes sociales, y las opiniones diversas no se han hecho esperar. Aunque este tema es muy amplio, quisiera destinar este pequeño espacio para explicar por qué es estas medidas son importantes y son funcionales siempre y cuando formen parte de una estrategia integral.

Antes de todo, debemos de tener claro que la sociedad mexicana padece un grave problema de obesidad. México es un país severamente enfermo, el segundo en el mundo. Ni el Covid ni el cáncer ni ninguna otra enfermedad son responsables del 50% de mortandad que sí causa la obesidad. Asociaciones internacionales la han declarado así, enfermedad, una enfermedad inflamatoria que provoca otras o agrava las que se sufran; por poner un ejemplo, hoy sabemos que el 80% de las personas que han fallecido por Covid, en México, tenían sobrepeso u obesidad o alguna de las enfermedades derivadas y/o relacionadas a ésta. Y la obesidad no es una decisión individual, eso es una mentira que nos han hecho creer durante años, es una verdad a medias que ha usado la industria alimentaria en contubernio con los gobiernos para librarse de la responsabilidad compartida.



Los expertos sabemos que el medio ambiente es clave, que elegimos comer los alimentos que tenemos disponibles dentro de una diversidad de opciones. No existe un único responsable por esta pandemia de la obesidad en la que México lleva inmerso más de una década. Se trata de una cadena de responsables, y en esa cadena, la industria alimentaria tiene una gran responsabilidad, pues se ha valido de muchas estrategias no éticas para estar presente en escuelas y poblaciones vulnerables sin importar que la gente, los niños, estén cada vez más enfermos. Y es precisamente esta nueva reglamentación la que hace responsable a esta parte de la cadena.

Ahora los padres de familia, quienes gestionan la alimentación de los hijos, podrán comprar productos y leer e interpretar de manera sencilla las etiquetas, y aquellos sin hijos también sabrán qué productos presentan exceso de calorías y, por ende, causan obesidad y otras posibles enfermedades. Tendremos información transparente y entendible, podremos saber de forma rápida y práctica lo que elegimos.



Gracias a esto la educación alimentaria –factor fundamental para vencer la obesidad–, que pronto comenzará a impartirse en las escuelas a través de la materia “Vida saludable”, sumada a la educación que brinda el profesional de la salud, tendrá una continuidad práctica a la hora de comprar los alimentos.

Debo mencionar que el etiquetado estaba pensado para ser de colores, como si de un semáforo se tratara, y la idea era que las personas pudieran ver en su alacena cuál era el color que predominaba más, lo que visualmente ayuda a reflexionar sobre nuestras elecciones alimentarias. Sin embargo, en México no pasó el etiquetado de colores, lo que me da mucha pena porque esto le habría dado fuerza a la estrategia. Y aunque tenemos este pequeño avance, se requieren otras acciones urgentes, como el acceso al agua potable, la iluminación y la seguridad en parques (para realizar actividad física), entre muchas otras. Pero seamos positivos, este es un buen paso.



En mi libro Cirugía bariátrica, en los capítulos 2 y 30, así como en el anexo, explico de forma sencilla y detallada el impacto positivo de estas medidas ambientales. Y debido al creciente interés en este tema, daré una charla vía Zoom; si estás interesado en asistir de manera gratuita, envíame un inbox a mi Facebook Psic. Olga González.


Psic. Olga González Domínguez

escribeme@olgagonzalez.mx 

Comentarios